Con la siembra de más de 7000 arbolitos se está cerrando la campaña de reforestación del 2021, que promueve la Fundación Agrolíbano año con año en 18 comunidades de la zona sur de Honduras.
Son 597 familias las que han participado sembrando frutales en los patios de las viviendas, maderables como barreras vivas en linderos del río y en terrenos de ganadería para proteger el suelo de la degradación, así como en zonas de recarga hídrica; en zonas costeras se sembró plantas de mangle.

En esta ocasión, a los 2,500 arbolitos que provee Agrolíbano se suman más de 4000 árboles producidos en viveros comunitarios promovidos por la Fundación Agrolíbano, además de 600 plantas de mangle que fueron donadas por el ejército nacional. Así se contribuye a las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 13, 14, 15 y 17.